Nosotros, los consumidores tenemos claro el hecho de que todo el mundo está tratando de vendernos algo. En respuesta, hemos desarrollado una aguda conciencia de las situaciones de ventas que deben evitarse: sabemos que la colocación de ciertas “ofertas” en los pasillos de los centros comerciales no es ningún capricho  y, en general ignoramos llamadas inesperadas de números que no conocemos. Por supuesto, hay un momento y un lugar donde la gente somos más abiertos a ser vendidos, y los mejores vendedores saben cuándo y dónde están-

Por eso, los vendedores tienen la cada vez más difícil tarea de lanzar a la gente mensajes sin que sientan como si les estuviéramos vendiendo. Un montón de tácticas son aprovechadas para dar a los consumidores confianza y tu lo sabes cuando sales de una tienda sintiendo que acabas de hacer una compra (y un nuevo amigo) sólo por tu propia voluntad. Pero llega un momento en que la venta está fuera de las manos del vendedor, y el cierre se reduce a la mentalidad del consumidor y el pragmatismo de los esfuerzos de marketing que les rodean.

Aquí es donde muchas empresas se pierden  en el marketing móvil. El teléfono en el bolsillo de tu cliente, tiene la ventaja incomparable de no ser amenazante y, en consecuencia, está repleto de oportunidades de ventas. Con sitios web optimizados para móviles y aplicaciones nativas, se puede activar una herramienta de ventas y marketing de una mercancía para los consumidores, que terminan de digerir ofertas junto con consejos y características basadas en la conveniencia que apelan a ellos en un nivel no intrusismo, incrustando los mensajes de marketing con otros contenidos que les atraen.

Un acuerdo que se pierde es normalmente sólo un acuerdo perdido, pero si puedes conseguir un comprador ambivalente para descargar una aplicación antes de salir por la puerta, acabas de ampliar el proceso de ventas. Ellos pueden salir con las manos vacías, pero su bolsillo está lleno de promesas porque tienes la oportunidad de trabajar el marketing móvil a la perfección en sus pequeños “dispositivos de confianza”.

5 Consejos para hacer Venta Móvil

1. Lo más importante es que tus clientes deben ver la aplicación como algo que funciona para ellos, no para ti, y les da valor a corto y largo plazo. Ningún usuario  con mentalidad de ahorro desinstalará tu APP si está acumulando puntos y recompensas a través de tu aplicación.

2. Las funciones y beneficios deben ser para el cliente, no en tu beneficio empresarial. Las sutilezas en la percepción marcan la diferencia y el cliente tiene que percibir que con la APP le estás ofreciendo ventajas que de otra forma no tendría.

3. Ofrecer en general, consejos de la industria y la información a través de notificaciones push. Los clientes aprecian una palabra amable de vez en cuando, no sólo mensajería que sólo habla de promociones.

4. Incluir oportunidades de interacción entre cliente y cliente siempre que sea posible. La conexión y la interacción atraen y mantienen a los usuarios dispuestos a ser vendidos.

5. Enfatizar exclusividad móvil y premiar a las personas por unirse a tu “club”. A todo el mundo le gusta sentirse especial, después de todo.

Los vendedores serán sin duda los primero en decir que nada reemplaza el contacto humano. Es vital en casi cualquier industria, por lo que la tecnología no nos ha aniquilado por completo. El marketing móvil se debe tratar como una herramienta de eficiencia y ayuda a “cerrar la brecha” que un empleado a veces.

Si sigues estos consejos y le dedicas tiempo y esfuerzo, vas a obtener un retorno más que rentable y, consecuentemente, mayores beneficios para tu negocio.

Mariano Cruz

General Manager Movil App